miércoles, 24 de enero de 2007

¡Qué revolución!



Desde la semana pasada se ha estado hablando de la revolución que generó las polémicas palabras dichas por El Gran Santi Santamaría desde el estrado de Madrid fusión.
Yo siempre he tenido admiración por varios de los grandes cocineros españoles, entre ellos el Santi. No considero, como muchos, que la única nueva cocina se esté haciendo por la madre patria, pero reconozco que desde allí se ha estado gestando una nueva propuesta a raíz de la sobrecarga alimenticia y del exagerado afrancesamiento que vivió la gastronomía hasta hace muy poco.
Desde que me inicié en cocina he estado escuchando debates en contra y a favor de las propuestas de Santi o la del Ferrán, poniéndolas a cada una de ellas como a la natural y la meramente tecnológica, no siendo esto completamente cierto, ya que en ambas maneras se ve una cocina (Catalana primordialmente) llena de valores y tradiciones, pero a la vez con uso de las mejores y más avanzadas técnicas e ingredientes.
Considero que como cocineros debemos ponernos al día con las técnicas e ingredientes que adoptamos de otras culturas y está en cada uno de nosotros el seguir para adelante y adaptar dichas técnicas para tratar de buscar nuestra identidad.

3 comentarios:

Jordi dijo...

A mi me gustaron las declaraciones de Santi, la verdad...

Daniele Scelza dijo...

En mi humilde opinion las palabras de Santi estuvieron fuera de lugar, no era el momento de hablar y decir, si su ideologia es otra debio aprovechar el momento para demostrar con hechos. De este lado del charco han habido muchos comentarios, ya veremos donde acaban. Saludos.

Karina dijo...

A mí me encantó lo que dijo, cómo lo dijo y en dónde lo dijo.

Creo que un tipo con el talento y experiencia que él tiene puede darse el lujo de decir la verdad. Lo que pasa es que no fué "políticamente correcto", pero en mi opinión, dijo la verdad.