domingo, 14 de enero de 2007

Las Cumbres de los quesos, en Carora.

Hablando el otro día sobre los quesos artesanales venezolanos surgió el tema de la quesera Las Cumbres. Todos los que estábamos ese día concordamos que no eran realmente especiales ni mucho menos.
Esta conversación la tuvimos un día antes de visitar dicha quesera con lo que nuestro parecer estaría por ser abatido abruptamente. Gracias a la amable gente de Badan Lara, Jonás y Gladis, nos acercaron la invitación y no dudamos un segundo en aceptarla.
La Sra. Semidey y todos sus hijos que ayudan y trabajan con ella de una u otra forma, nos abrieron las puertas de su negocio y amable y cariñosamente nos fueron explicando paso a paso cada uno de las técnicas que usan para la realización de sus manjares lácteos.
De manera docente y pedagógica nos indicaron y explicaron el porque y como de cada producto.
Luego de un rato de ese pequeño tour, nos invitaron para una degustación con charla incluida.
Aquí es donde comenzó nuestra paliza papilar y en cada bocado con cada tipo de queso distinto la sorpresa creció y creció dejando muy en ridículo nuestros antiguos pensamientos.
Dentro de esta cata, probamos el típico queso fresco que viene en barra tubular empacado al vacío, pero ni soñar con el sabor que encontramos en Caracas. Allá era de un sutil y agradable aroma a cabra, con una cremósidad que ojala se repita en nuestras futuras compras.
En fin, luego siguió con este mismo queso, pero boleado en pequeñas porciones y luego macerado en un aceite de hierbas…Genial.
Lo siguieron una crema de leche, un requesón y un par de quesos madurados extraordinarios. También hubo una pieza de queso descremado, muy parecido al típico paisa y los que recubren con hierbas, ajonjolí y otras especias.
La gente de Fine Foods son distribuidores de esta quesera y tienen todos estos productos para la venta en Caracas; solo espero que la movilización hasta acá no afecte la gran calidad que nos encantó en la propia locación de manufactura.
Sé que ellos seguirán creciendo ya que hacen la cosas con muchas ganas, empeño y dedicación, así como también les encantará seguir recibiendo tan amablemente a toda la gente que se acerque hasta su lugar de elaboración.

3 comentarios:

Mil Orillas dijo...

Hay dos cosas que extraño enormemente desde que vivo en Madrid: la carne de allá y el queso. !Cómo extraño mi telita!

Leopoldo dijo...

Que paso Fede !
Te puse en el link de DeCualquierVaina. Ya estamos en la misma red de lectores.
Por cierto te estas promocionando en Veneblogs y To2blogs? Estas contando tus hits?

jose hermoso sierra dijo...

No puedo negar el buen sabor de estos productos. Excelente peeero, mi origen es el estado Falcón. Supongo que el queso elaborado por las Cumbres proviene de cabras importada. Son animales con una alta producción de leche y con seguridad son alimentadas con productos industriales. ¡¡Allí esta la diferencia entre un producto proveniente de Las Cumbres y un artesanal proveniente de las cabras falconianas!! Estas cabras comen retoños de plantas, orégano y hasta papel. De allí su sabor incomparable. He probado el queso, y la mantequillas. Son buenpos pero probandolas no puedo detectar su origen. Un queso fabricado en Borojó, una mantequilla, un suero o una taza de leche, ¡Son inconfundibles!!