martes, 24 de julio de 2007

Y seguimos con la sopa

Hay expresiones en nuestra gran lengua que sin muchas explicaciones hacen eco de interpretaciones exactas. Los refranes y dichos populares, a mi juicio, son el mejor reflejo de sapiencia y conocimiento.
Millones de veces habremos escuchado tal o cual refrán, pero por estos días hay uno que he venido viendo repetidamente que me parece que un poco cansón o al menos como se lo ha utilizado.
Supongo que han de ver visto un reportaje publicado en el ABC de Madrid, más específicamente en su página Web (
www.abc.es) escrito el día 13 de junio del presente año, por el periodista Antonio Burgos con el título “ Ferrán Adría hasta en la sopa”.
Aquí es donde recalco lo de los refranes, ya que éste refiere a algo tomado hasta el cansancio.
Con Ferrán creo que hay y cabe solo un par de posturas y ambas son extremadamente radicales, ya que puedes quererlo y respetarlo, o en todo caso, y como hay millones de retractores, odiarlo.
Sí es verdad que hay una gran parte del mundo mediático entorno a la cocina que le ha dado títulos nobiliarios a dicho cocinero, ¿pero es que a otros no?
No me gusta cuando la prensa endiosa a tal o cual persona independientemente de su profesión (y eso lo hemos vivido constantemente en los deportes), ya que le sobrevaloramos sus verdaderas funciones y elevamos a grados intocables.
Lo que sí creo fervientemente es que el Sr. Adriá es un innovador extraordinario y que ha dado un valor inmenso a la nueva cocina española y mundial. No es la única persona que ha trabajado para que España goce de renombre mundial, pero si ha sido parte fundamental en el crecimiento y avance tecnológico dentro de las cocinas de los mejores restaurantes del mundo. Que la gente lo siga y trate de emular solo puede significar que hubo necesidades de rompimiento o de escape a una sobrecarga alimenticia llevada por años.
Y no por tener un inmenso apoyo científico lo hace mejor cocinero, esto más bien aporta un grado de conocimiento y estudio muy necesario para hacer llegar a más gente su propuesta y mensaje.
A leer dicha publicación me hizo pensar que el escritor en cuestión era nada más y nada menos que la mismísima Mafalda, ya que con esa alusión a la sopa y su desencanto por Ferrán, dan la sensación que los une el sentimiento más bajo de aprecio por ambos temas.

1 comentario:

Florencia dijo...

isabel piensa en sopa el dia entero, sopas de pollo, de vegetales, sopa de pollo con vegetales y cualquier otra que le puedas ofrecer. asi que para ella, hasta en la sopa es un refran delicioso y bienvenido!